lunes, 9 de marzo de 2020

Francisco Del Rosario Sanchez


Francisco Del Rosario Sanchez en el 203 aniversario de su natalicio. Colección patriótica oleo de Miguel Nunez
Cuando Sanchez iba al patíbulo, condenado a muerte por insurreccionarse contra la anexión del país a España por parte de Pedro Santa y otros traidores a la patria, Francisco del Rosario Sánchez expresó: “Entro por Haití por que no puedo hacerlo por otra parte, pero si alguien pretendiese mancillar mi nombre por eso, decidle que yo soy la Bandera Nacional.

Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio  sobre Francisco del Rosario Sanchez escribió:
Quiero dar el testimonio de que desde mis años de estudiante, y eso no fue ayer, hace muchos años, quedé marcado por aquella frase de Francisco del Rosario Sánchez al ser tomado preso, al ser fusilado por Santana, dijo: “Digan a todo el mundo que yo soy la Bandera Nacional, la Bandera Dominicana”, “Yo soy la Bandera”.
Sánchez se identificó con la Bandera Dominicana, y nosotros hemos de identificarnos con la Bandera Dominicana, es la invitación que quiero hacer, ponernos todos la Bandera. La Bandera Dominicana que no solamente cuelgue en los balcones o en las puertas de nuestras casas, colocada para recordarla como un valor, sino todo lo que es la Bandera Dominicana.
La Bandera Dominicana, es el signo de los dominicanos, la Bandera Dominicana, digámoslo así, está en nuestra expresión tan popular, nuestra comida: arroz, habichuela y carne, es la Bandera Dominicana, es nuestra cultura, es lo que nosotros somos, la Bandera Dominicana con sus colores, con su cruz en la mitad, con su escudo, con todo lo que encierra la Bandera Dominicana.
Yo soy la Bandera Dominicana, yo soy dominicano, yo me siento orgulloso de mi pueblo. Es cierto, como en tiempos de Sánchez, que había dificultades, estaba anexada la patria a España, pero él se proclamó dominicano y no dijo me voy de este país, luchó por su país y, porque “Yo soy la Bandera Dominicana”.
La expresión de Francisco del Rosario Sánchez, que me marcó en mi niñez, en mi juventud, me sigue marcando a lo largo de los años y la presento con toda la fuerza que tiene desde hace más de 150 años.
Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.
Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

SI NO LEEMOS, NO SABEMOS ESCRIBIR, NO SABEMOS PENSAR

SI NO LEEMOS, NO SABEMOS ESCRIBIR, Y SI NO SABEMOS ESCRIBIR, NO SABEMOS PENSAR  Es así de contundente. Si no leemos, es difícil que podam...