lunes, 2 de marzo de 2020

METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA


METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA

Presentación
La semántica de la investigación conduce a pensar que el permanente estado de descubrimiento por el hombre de algo de su medio ambiente físico y social impulsó, ascendentemente el desarrollo humano, en permanentes actos de evolución de la reflexión; como una acción instintiva en el comienzo, para la defensa de la vida y el cambio del estar al bienestar acercándose a los presocráticos. En el camino de su evolución el homínido desde su condición de hommo erectus a su estado de hommo habilis, superando lo instintivo habría ido creando actos de observación, en el espacio dinámico de creación intelectiva del ser humano. Es de conjeturar que en el espacio tiempo de evolución del hommo habilis, el ascenso intelectivo condujo al hombre a su estado de hommo sapiens, estado en el que el conjunto de sentimientos acogió de manera acelerativa a los actos intelectivos, mediante sólidos actos de observación. Con mayores sentimientos y mayores actos de raciocinio, el hombre fue a desarrollar su capacidad de observación, que a la postre acompaña al hommo sapiens en su ascenso hacia el estado reflexivo que sublima la filosofía, patéticamente acunada por la cultura griega; en el mundo occidental; civilización que se hace notable desde antes del siglo VII a.c., y que se extiende en sus influencias hasta el primer milenio a.c. 

Otra cultura que decanta en civilizaciones de occidente es la proveniente de las fuentes judías, desde los años anteriores al milagro de la presencia de Cristo en la tierra, trascendiendo su fuerza expansiva en los años de enfriamiento de la cultura griega y el debilitamiento de la cultura greco-romana. Singularmente, en el nuevo mundo la evolución cultural de los pueblos nativos se ve crucialmente influenciada por la presencia de la cultura ibérica, cargada del pensamiento escolástico fundido en Europa. En el espacio de estos sucesivos cambios la capacidad de pensamiento científico va hechando “raíces” firmes, principalmente en los medios de actuación de grandes filósofos, hasta llegar al Renacimiento, con fortalecida capacidad de observación, lo que permite la presencia de las primeras “recetas” de realización de eventos principalmente de tácticas con mayores medios reflexivos. Con el uso de modelos puramente teóricos, fueron construyendose conocimientos de contenido científico que decantan con los modelos astronómicos de Ptolomeo, Copérnico, Kepler, Laplace, Newton, y el esfuerzo de metodologización de Galileo. 

La cascada de métodos empleados cristalizaría más tarde con Descartes, de permanencia dilatada, hasta los albores del siglo XX; años en los que la firme preocupación investigativa fue sublimando nuevos métodos en los sucesivos avances científicos acerca de las teorías de relatividad y mecánica cuántica; hasta arribar a nuestros días con la preocupación en el origen del universo y la teoría de las partículas; a la luz de la filosofía de sistemas. En esta semblanza de creaciones del método, la presencia del presente texto, pretende cubrir la necesidad estudiantil de ingeniería, de contar con un texto didáctico en concordancia con el sillabus del Curso de Metodología de la Investigación Científica, para alumnos de las Carreras de Ingeniería de las Facultades de: Industrial, Sistemas, Económica. Contextualizando un ordenamiento estructural de comprensión de la teoría metodológica, acopiada de una amplia base bibliográfica, concurrente a la enseñanza…


Mas temas de interés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

SI NO LEEMOS, NO SABEMOS ESCRIBIR, NO SABEMOS PENSAR

SI NO LEEMOS, NO SABEMOS ESCRIBIR, Y SI NO SABEMOS ESCRIBIR, NO SABEMOS PENSAR  Es así de contundente. Si no leemos, es difícil que podam...