viernes, 8 de mayo de 2020

NOS VEREMOS EN LA CUMBRE



Buenos días hermanos y amigos lectores aquí estamos cómo cada semana, siempre compartiendo con ustedes algunos comentarios y reflexiones que de una forma u otra nos permiten en cierto modo ver el mundo y la realidad con una visión más racional, inteligente y con sentido práctico.

Por allá por los anos 70s. había un buen hombre, amigo de papa. Al buen hombre lo llamábamos Malla porque él era vendedor de Malla y Compañía, una gran y prestigiosa fábrica de pastas de República Dominicana. Su nombre no lo recuerdo ahora. Pues bien, al señor Maya les gustaban los libros. Siempre que leía un libro y les fascinara se lo recomendaba a todos los amigos y relacionados. Sucede y viene hacer que un libro en especial le recomendó leer a papa –También tus hijos que lo lean-. 

El dichoso libro se titulaba: “NOS VEREMOS EN LA CUMBRE”. Su autor, fue un escritor, vendedor, y orador motivacional estadounidense, Zig Ziglar.

Al decir verdad, desde que el libro llego a casa yo lo secuestre. Papa no puso objeción. Solo atinó a decir: “Léelo tu primero, luego me lo comenta así me ahorro de leerlo”, "no olvide dárselo a los muchachos para que ellos también lo lean”. 

A pesar de mi poca experiencia, apenas 17 años, intuía que el libro que tenía en mis manos no era cualquier libro. “Nos veremos en la cumbre”, desde entonces, por muchos años fue mi fiel compañero. Nos acompañó “allende los mares”. Su lectura fue para mí y para quienes la compartieron conmigo, de extraordinario aprendizaje en materia de crecimiento humano y espiritual. 

¿Saben algo?, por ironía, de esas cosas que pasan, a muchos di a leer “Nos veremos en la cumbre” obtuvieron buenas cosechas de su lectura. Ahora su promotor anda en busca de su fiel compañero del pasado, para sacarle muchos saberes que quedaron pendiente, quizás por la falta, en aquel entonces, de un método sistematizado de lectura comprensiva que ahora si lo estamos ensayando. Como por igual, hoy tenemos una nueva actitud y aptitud ante la vida, diríamos una nueva cosmovisión del mundo y la realidad. 

Vuelvo, como en aquellos días, a recomendarles a mis amigos y relacionados a entregarse a la lectura “NOS VEREMOS EN LA CUMBRE”.

Nunca olvidare la lectura de aquel relato: “El avión de las 2:20 a Boston” Esta primera lectura, fue mi primer encuentro con “Nos veremos en la cumbre”, la verdad que me dejo profundamente impresionado e interesado de entrarle como la conga de inmediato a la lectura del libro, que dejaría profundas huellas en mis adolescentes años.

El avión de las 2:20 a Boston. 

"John Jones estaba en la ciudad de Nueva York. Quería viajar a Boston, de manera que fue al aeropuerto y compro un boleto. Cómo disponía de unos pocos minutos se dirigió a las básculas, se subió a una, depositó una moneda y recibió una tarjeta con su fortuna: “su nombre es John Jones, pesa 85 kilos y va a tomar el avión de la 2:20 a Boston” Experimento súbito asombro: toda esta información era correcta. Pensando que se trataba de un truco, volvió a subirse a la báscula, depositó otra moneda y recibió otra tarjeta: “su nombre sigue siendo John Jones, todavía pesa 85 kilos y va a tomar el avión de las 2:20 a Boston”. Esto lo sorprendió aún más. Pensando en una trampa, decidió “engañar” al objeto o a la persona responsable, fue a los sanitarios y se cambió de ropa. Nuevamente subió a la báscula, depositó su moneda y obtuvo la respuesta: “Su nombre todavía es John Jones, aún pesa 85 kilos... pero acaba de perder el vuelo de la 2:20 a Boston”. 

Este libro fue escrito para aquellos que perdieron el avión de las 2:20 Boston o para quienes por alguna razón decidieron bajarse de él antes de llegar a su destino. En síntesis este libro es para quienes han desperdiciado gran parte de la buena vida. Está diseñado para ayudarle a obtener las recompensas que merece y gozar y es capaz de obtener. 

El primer segmento del libro tiene por contenido lo siguiente:

SEGMENTO UNO

Escalera hacia la cumbre

1- Abrir su mente, agitar su imaginación y que piense. Estimular su curiosidad y crear una insatisfacción con su status quo. 

2- identificar lo que desea de la vida y graficar un curso de acción para obtenerlo. 

3- Despertar al gigante dormido que está en su interior. 

4- Ayudarle a reconocer y superar su cojera de perdedor. 

Por demás, el libro sugiere al final de cada segmento material adicional de lectura.

Aquellos que se interesen por experimentar la gran aventura hacia: “NOS VEREMOS EN LA CUMBRE” les aseguro que muchas cosas que les faltan para su felicidad y éxito en la vida con un método y una lectura sistematizada de “NOS VEREMOS EN LA CUMBRE” lograran sus propósitos y metas propuesto.

Éxitos para lo que se decidan ir en busca de la gran aventura: “NOS VEREMOS EN LA CUMBRE”. 


Entrada destacada

SI NO LEEMOS, NO SABEMOS ESCRIBIR, NO SABEMOS PENSAR

SI NO LEEMOS, NO SABEMOS ESCRIBIR, Y SI NO SABEMOS ESCRIBIR, NO SABEMOS PENSAR  Es así de contundente. Si no leemos, es difícil que podam...